¿Somos aquello que elegimos?

¿Alguna vez has pensado que sería de ti si hubieras elegido el camino que te pusieron delante y no el que tu quisiste? Que hubiera sido si aquel beso robado hubiera sido correspondiendo o si aquella despedida no hubiera sido definitiva? ¿Realmente es nuestro destino el que nos marca el futuro o somos nosotros y todo lo que no hicimos y lo que no dijimos? ¿Es aquello que callamos pero que decimos con la mirada o son los eternos silencios? ¿Es física que las fichas del dominó caigan unas detrás de otras o es casualidad?

Tener esa sensación que creemos normal cuando sentimos temor, cuando sentimos miedo, pero realmente es una sensación física o simplemente somos aquel niño que se imagina que dentro de su armario hay un monstruo gigante? Comprimimos el futuro en decisiones que marcan nuestra vida y luego culpamos al destino de nuestro error, de no arriesgar cuando teníamos que haberlo hecho, de no haber tocado aquel compás con aquella guitarra que ahora nos mira desde la pared y quien sabe si nos hubiera llevado al escenario soñado. ¿Y si todo volviera a ocurrir cambiarías algo o dejarías que todo volviera a ocurrir tal y como ocurrió?

Anuncios