Nuestra mejor amiga: La tecnologia. (Parte I)

   Siguiendo la linea de los últimos post, y sin olvidarme que aún me quedan dos post de la saga “Celos y mujeres” os traigo con un toque de humor un día cualquiera en la vida de una persona amiga de la tecnología.
   Una playa paradisiaca, esa persona especial, unos refrescos, unas tumbonas. Se te acerca sensualmente, te da un bespiiiiiiiiiiipiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiipiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, las 7am y tu despertador te jode el mejor sueño de toda la noche mientras te recuerda que el cabrón de tu jefe te espera en la oficina. Buscas el móvil con las manos, y cuando tiras el vaso de agua recuerdas que lo tienes en el escritorio cargando. Te levantas a por él ¡¡ Oh mierda, puse los captchas !! Los captchas, esa arma inventada no solo para jodernos las descargas, si no también por unos cabrones que pensaron que era una buena manera de despertarte, pensaron, porque apagas el despertador, metes el captcha y “cinco minutos y me levanto” esos cinco minutos se convierten en veinte porque tu despertador inteligente con captchas no se ha puesto para despertarte a los cinco minutos.
   Te despiertas feliz porque has conseguido terminar el sueño de una manera húmeda, eso si, pensando que SI han sido cinco minutos y no veinte. Entras en el cuarto de baño, enchufas la maquina de afeitar y te pones a cantar como si Mónica Naranjo te hubiera poseído y claro, entre tus berridos y el sonido de la maquina de afeitar no escuchas ninguna de las siete llamadas de tu jefe. Al finalizar sales del cuarto de baño y coges el móvil para ver si tu amor te ha escrito un wathsapp o un Line… y en vez de eso ves las siete llamadas de tu jefe y los 27 wathsapp de tu amor “Que tarde es!” “Siete llamadas de mi jefe, me va a matar” “27 wathsapp, se va a pensar que estoy con otra” Entras en el armario (Sin responder a ninguno) como si fueras a aparecer en Narnia para buscar ropa decente mientras comienzas a buscar excusas en tu mente: Que si te se ha roto la plancha aunque no sabes ni como se enchufa, que si la lavadora hacia ruidos raros y has tenido que llamar a tu madre, aunque esos ruidos raros fueran el centrifugado… ¿Y para tu amor? “No necesitamos excusas” No es que no las necesitéis, es que anoche te despediste a las 00 y te conectaste a la 1 y no le dijiste nada, digas lo que digas, no te va a creer…
   Por fin sabes que ponerte, ahora a por el desayuno, coges la cafetera, mierda no hay café, vas a hacerlo y no tienes filtros ni tampoco café ¿Que mierda es esta?¡ Que inventen una cafetera que me avise de estas cosas!. Decides hacerte unas tostadas, total ya, por llegar quince minutos mas tarde de la hora y media tarde que vas a entrar… Pones las tostadas, te vas al cuarto de baño pensando de manera surrealista que la tostadora te va a avisar cuando las tostadas tengan su punto. Escuchas el timbre, abres, son los bomberos, las tostadas con quemaduras de tercer grado en el 100% de su cuerpo, y el gato del vecino con intoxicación por humo. Y ahí te ves con los bomberos en casa, el vecino gritándote, sin café y sin tostadas. Te deshaces de los bomberos, le dices al vecino que te pase la factura del veterinario.
   Te montas en tu coche, conectas el móvil, enciendes el motor, aceleras ¡¡ Y el jodido coche se te cala delante de los bomberos, del vecino que va a urgencias con su gato y lo peor: delante de la vecina buenorra del quinto !! Te quieres morir, pero sabes que no puedes llegar mas tarde al trabajo así que decides morirte en otro momento. Activas el GPS ya que el ayuntamiento de tu pueblo ha decidido hacer obras de “mejora” en las carreteras. ¿Mejora? ¡¡ Si tengo que dar tropecientas vueltas para llegar al trabajo !!. Conduces feliz porque una voz de mujer te guía en tu camino, así, a lo peli de Star Wars “Que el GPS te acompañe”, te pones a silbar, pero… te das cuenta que llevas 10 minutos dando vueltas al mismo lugar ¡¡ Puto gps !!. Recuerdas que tienes un mapa en la guantera, lo coges y después de otros diez minutos llegas al trabajo.
   Llegas 2 horas tarde a la oficina. Tu jefe cabreado. Tu amor sin respuesta aún desde las 7 de la mañana, tu madre que te manda un sms a lo jeroglífico (no sabe escribir sms) preguntándote que le pasa a la lavadora… Te sientas. Enciendes el ordenador y un sonido horrible sale del altavoz junto con una pantalla azul, Esa pantalla dicen que es la pantalla de la muerte. Coges el teléfono, llamas al técnico. En esto que aparece tu jefe con cara de chocolatina amarga y mirada asesina. Te monta la de dios porque has llegado tarde y porque tu ordenador no funciona, mientras tu te preguntas porque te echa a ti la bronca si ha sido al encenderlo. Encenderlo, sexo, calenton, novia. ¡¡¡ LECHES !!! Que hace tres horas ya que mi amor me ha escrito, decides llamarla mientras el técnico sube y no sube, pero en ese momento ves la llamada y el sms jeroglífico de tu madre. ¿A quien llamas primero? Tu madre te hace la mejor comida del mundo pero tu amor, es tu amor. Llamas por supuesto a tu madre. En tres segundos le cuentas lo que ha ocurrido con la lavadora y ella entre risas te contesta “Hijo, has leído el manual? Es el centrifugado” en ese momento estas entre muerto de risa y muerto de vergüenza, pero aún no has llamado a tu amor, así que decides no morirte del todo. Coges el teléfono, te temes lo peor, llamas. Explicas lo que ha ocurrido y justo en el momento en el que la vas a invitar a comer para recompensarla (Tras 20 minutos de gritos sin censura por su parte), el móvil se te queda sin batería. Corres hasta la mesa, tu dedo meñique del pie se da aproximadamente unos veinte golpes, contra la veinte meses que hay de camino a tu sitio. Lo enchufas, lo enciendes, Abres wathsapp, vas a escribirla y se te bloquea el teléfono. En esto llega el técnico del ordenador, amablemente le pides que te mire el móvil, se queda mirándote con cara de chino recién llegado a España…
Anuncios